Métodos para concentrarse antes los días de exámenes

2Con los exámenes en el horizonte es bueno recordar a los estudiantes cómo concentrarse, evitar despistes repentinos y tener un hábito de aprendizaje
Se requiere una autodisciplina y una capacidad de administración del tiempo muy difícil de llevar, especialmente en la adolescencia, por eso te traemos esto diez pasos para facilitarte en como organizarte y concentrarte para esos examen
 

  1. Duerme correctamente

Es imposible concentrarse, retener más memoria, sin un buen y reparador sueño. Nunca estudies hasta la madrugada, ya que puede llevar a que muchos recuerdos resulten difusos.

  1. Divide y vencerás

Nadie puede asimilar grandes cantidades de datos, de fórmulas o fechas, sin dividir cada parte en horas diarias. Debemos cuantificar el estudio, buscar patrones comunes y concentrarnos en lo esencial.

  1. Los sonidos del silencio

– Mucha gente considera imposible estudiar sin un mínimo de silencio, ya que les distrae el ruido de otros. Es frecuente en las bibliotecas universitarias ya encontrar filas y filas de chicos con tapones.

  1. Desconecta cada poco

Nadie puede estudiar más de una hora sin perder concentración. Debes tomar una pausa cada cierto tiempo, saliendo a dar un pequeño paseo para volver a la carga, con la mente mucho más clara.

  1. Utiliza colores en el texto

– El viejo truco que todo el mundo aprendió en EGB o ESO: separar los datos más importantes en pequeñas secciones para evitar el agobio y sobrellevar las memorizaciones. Quizá 500 palabras sobre Napoleón puedan parecer pesadas; no tanto 10 subrayadas con los datos más importantes.
1

  1. Centrarse en un tema

– Es importante concentrar la información de una temática y evitar mezclar asignaturas. O mezclar las que son comunes. Quizá Historia y Matemáticas no sean compatibles, pero Historia del Arte e Historia sí.

  1. Probarse

– Otro clásico de la infancia, pero que servía sin duda como agudo baremo: realizar un examen previo. Sirve como prueba de concentración y demostración de que hemos aprendido todo.

  1. Trabajo en grupo

– La coordinación si es ordenada puede ser un verdadero bálsamo para el estudio: todos complementan las carencias de otros y evitan que caigas en el error. O algo peor que el error: la dispersión.

  1. Preparación

No dejes nunca el examen para el día antes: una división de días es lo más sensato. Incluso una división de semanas. Preparar algo un mes antes es la mejor concentración.

  1. El examen no es el final

Nunca debemos ver cualquier examen como el único futuro. Es otro elemento más de nuestra vida. Pensar sólo en él llevará a ponernos nerviosos y con ello hacer que todos estos consejos no sirvan para nada.
Aprovecha estos pasos antes cada examen evalúa y administra tu tiempo y con esfuerzo empezara a sacar provecho y no se te hará difícil a la hora de presentar.

Fuente: abc.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *