8 consejos para potenciar la atención en el aula

Hoy os ofrecemos ocho consejos para que los alumnos no se os duermen en las aulas. Para que tus clases sean las mejores, y aunque parezca difícil, no es imposible, para que tus alumnos tengan ganas de ir a clases.
La colectividad. Un recurso para explotar a la hora de aprender.  Hacer que todos los alumnos participen en la actividad, hacer actividades en grupo o con todos los alumnos de forma colectiva, para que ellos se sientan unidos y se ayuden los unos con los otros. El tiempo pasa más rápido siempre que se comparte.
Variar las actividades. No ser monótonos. Ni hacer cada día las mismas actividades, ni hacer durante una hora la misma actividad. Ir variando crea curiosidad para la próxima actividad y hace más dinámica la clase.
No facilitar las tareas. Que el alumno encuentre alguna dificultad para hacer las actividades, que tenga que pensar. No ayudar demasiado ni dar la solución al primer momento que pregunten.
Las experiencias vitales de los alumnos en la enseñanza. Se trata de dar los conocimientos integrándose con el día de los alumnos. De esta forma es mucho más fácil que el alumno recuerde los conceptos dados y vea la utilidad práctica de estos.  
La comunicación con los padres. Algunas veces los alumnos no están atentos en clase, hay veces que no tienen ningún problema, pero otras que tienen algún problema. Por eso, es bueno tener una buena relación con los padres para poder hablarlo, para saber que influye en el alumno, si hay problemas en casa o con los compañeros.  
Recursos visuales. Impartir las clases utilizando materiales visuales, como videos, imágenes, diapositivas, etc. Siempre es más fácil captar la atención de los alumnos. De esta forma la explicación es más entretenida, si va acompañada de imágenes o algún video. Siempre es mejor que dar la teoría con diapositivas donde solo hay texto.
Estructurar las lecciones. Trata de marcar tiempos, para cada actividad o cada explicación. Para no alargar demasiado la teoría, para marcar los tiempos de trabajo de cada actividad, tener marcado el inicio y el final de la clase. De este modo los alumnos ponen toda la atención en cada parte.
Los juegos. Siempre alegran el día a los niños, saber que hoy van a hacer algo distinto, una actividad diferente. Podemos presentar algunas actividades como juegos. Son formas de enseñar interactuando mucho más con los alumnos y los motiva mucho.
Esto son algunos de los consejos para motivar y captar la atención de los alumnos. Esperamos que os sean útiles. ¡Saludo desde la Academia de Enseñanza Libre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *